EL PAPA FRANCISCO, GOOGLE Y LA INQUISICIÓN MODERNA

La Iglesia católica comenzó sus grandes cambios a raíz de la decisión de Juan XXIII, el Papa Bueno, de convocar lo que se conoce como Concilio Vaticano II allá por la década del sesenta del siglo XX. El Papa Francisco es hoy su sucesor y quien está llevando el espíritu de aquel concilio a sus máximas consecuencias.

 EL PAPA FRANCISCO Y LOS LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

 Creo en los hombres de carne y hueso, en los seres humanos que nacen para desarrollar sus conciencias por más que les pese las losas de sus creencias. No creo en las ideologías políticas, religiosas, económicas, científicas o de cualquier índole. No creo en los dioses que necesitan a los hombres como sacrificios para sus altares. No creo en culturas del olvido  que ponen  la tilde en ellas mismas olvidando al ser humano que sufre sus consecuencias. Al Papa Francisco se le ha tildado y se le sigue un juicio inquisitorial por parte de tantos que se auto definen como católicos, apostólicos y romanos y que están en las antípodas del mensaje de aquel Galileo que vino a sembrar en los hombres el nuevo conocimiento, la nueva era que llevaría al hombre a los confines de la creación.

Los demonios existen
Los demonios viven en  miedos de todo tipo

Estos lobos vestidos de ovejas, que los hay en toda latitud y se visten con mil disfraces diferentes, tienen  un denominador común, a saber, su total desprecio por el ser humano, por la conciencia humana, por esa conciencia que es, no podía ser de otro modo, parte de la Conciencia Única del Padre. Estos adalides del mal, mejor dicho Mal, con mayúscula, no los conocerás por sus hábitos, pues se desgarran las vestiduras como modernos fariseos a la hora de proclamar a los cuatro vientos su humanidad, su santidad, pero desprecian, con su indiferencia, los males humanos que afectan a las sociedades modernas, a recordar, el hambre crónica para una gran parte de la humanidad, la falta de atención médica básica en tantas latitudes, la falta de agua potable en un planeta que brilla desde el cielo por el azul marino, la esclavitud moderna al dios dinero que es capaz de alentar y fomentar todo tipo de guerras y conflictos en nombre de libertades  para seguir encadenando y endeudando más al hombre y seguir vendiéndoles miedos de todo tipo.

LAS IDEOLOGÍAS DEL MAL FRENTE AL PAPA FRANCISCO

 A estos católicos de medio pelo, que están pidiendo la cabeza del Papa Francisco, les recuerdo que Dios no es propiedad suya como tampoco de los ateos creyentes, que, sin duda, están más cerca de Dios que aquellos que dicen creer en Él, ni es un ente separado del todo, donde todos están incluidos y si Bergoglio es capaz de implorar la misericordia divina, a su manera, por sentirse incapaz de juzgar el mal hecho por tanta ideología que ha olvidado la humanidad del hombre, les digo, a estos imberbes de media monta, que la actitud de Jorge Bergoglio, cuando pide a los cuatro vientos que hay que reencontrarse con Jesús, no el de la cruz, no el de la teología, sino con el que caminó entre los pecadores, enfermos, pobres y demás excluidos de su tiempo, es una actitud no solo loable, sino ineludible si la iglesia, como cuerpo, no quiere fenecer por un cáncer terminal.

Rostros inhumanos
Alguien que ha olvidado su humanidad

Lo tildan de amigo de dictadores, de encubridor de pedófilos, de esto y aquello y quienes lo hacen no son capaces de ver que ese pastor es un hombre más. Un hombre cuya responsabilidad ideológica le ha venido grande no porque no tenga la talla intelectual para navegar por esas tempestades, sino porque ese hombre que hicieron Papa no pocos cuervos de satanás, ha predicado toda su vida con el ejemplo. Ya quisiera yo ver a algún Iglesias, Casado o como quieran apellidarse ir a vivir a alguna chabola madrileña o de cualquier parte, no para hacerse la foto, sino para levantarse a diario con los males de su propia sociedad. Y quien dice estos dos señores, se dice de cualquiera que vista las sotanas ideológicas, me da igual si son púrpuras, rojitas o azul cielo, que, a la postre, no son más que variaciones de un mismo mal, a saber, el desprecio por la humanidad del Ser humano, el olvido del ser humano.

EL PAPA FRANCISCO EN TIEMPOS DE GOOGLE

 En estos tiempos de Google, de sus buenos oficios para la libertad de expresión y del Santo Oficio inquisitorial con aroma a internet que poderes de todo tipo, políticos y religiosos, pasando por los económicos y militares, intentan imponer, el Papa Francisco tiene el mérito de conservar la entereza, la sonrisa, la fuerza y la esperanza en el mañana cuando el mundo, esa entelequia que solo vive en los mass media y en los planes endemoniados de los guardianes de todo tipo de ideologías,  solo habla de venganza, odio, y hacen sonar los tambores de guerra por todas latitudes y longitudes del globo terráqueo.

El sonido de las campanas
Las campanas están sonando por ti

Las campanas están sonando, pero están sonando por ti. Quien confunda a los hombres de buena fe con ovejitas camino al matadero están confundiendo el mensaje original del nazareno, quien mostró el camino del amor y del perdón, pero también recordó que los tiempos de la siega estaban cerca. Y, sí, que no se preocupen los aprendices de diablillo, el infierno no existe, pero la vida no se agota en su piel ni en este planeta, y la lección deberán aprenderla en cualquiera de los mundos de Dios ¿Acaso hay mayor infierno que un hombre que ha olvidado su humanidad, su Ser?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.